«

jul 19

Sobre mensajes, dimisiones y más calor

1bus-kxw--620x349@abcEso que dicen de que el verano no da noticias no pasa en la Comunitat Valenciana. Un fin de semana tenemos a todos nuestros consellers de excursión, bajo el eslogan de «retiro espiritual», y a la semana siguiente ya hay una dimisión y un cese de dos altos cargos del gobierno de la Generalitat que evidencian, y es vox populi, el «mal rollito» entre socialistas y nacionalistas en esta estructura mestiza de la administración autonómica… Estamos a principios de una semana que seguro que nos deparará alguna otra sorpresa y, mientras, van subiendo las temperaturas.

A nivel interno el desbarajuste de las fuerzas progresistas valencianas va a más. Después de un año de gobierno, y dos elecciones generales por medio que han evidenciado una pérdida de poder en número de votos del tripartito mayoritario en la Comunitat, se vislumbra un panorama muy largo de tres años por delante hasta 2019, donde el único argumentario de gobierno no puede ser sólo lo malo que es el Partido Popular.

El PSPV ha realizado un Comité Nacional con un discurso «oficial» de muy baja intensidad, donde incluso se han felicitado por los resultados de las elecciones del 26-J, donde vuelven a ser la tercera fuerza en la Comunitat, y la coalición Compromís-Podemos les supera en más de 140.000 votos, y donde el propio Puig realizó un discurso buenista de su primer año de gobierno. Conclusiones: que el «aparato» de Blanquerías tiene poca autocrítica y que sus propias expectativas de ofrecerse como un partido para la mayoría se desvanecen viendo su propio conformismo e incluso se conforman con su propia «invisibilidad» al tener a Compromís y a Mónica Oltra como altavoz de las políticas del propio Consell… No hay que ser muy lumbreras para ver que toda esta combinación no hace prever nada bueno para el partido de la rosa. Al final las voces críticas dentro del partido se diluyen, en un momento, después de 20 años, donde se está rascando poder en la administración.

Otro de los protagonistas de la semana ha sido Antonio Montiel, que ya ha puesto negro sobre blanco las ganas de Podemos de entrar en el Consell. Eso de sostener un gobierno, con la fuerza de 13 diputados, y pasar los próximos años sin rascar bola, pues como que no. Ahora veremos lo firme que se pone en este asunto, y que es lo que solicita. Al final de la película todo es repartirse el mercado, en este caso la Generalitat. Al final si ya sufríamos múltiples desencuentros entre las diferentes consellerias y los altos cargos «mestizos», con la probable entrada de Podemos vamos a añadirle dos tazas más al caldo. Solo esperemos que, por equivocación en el uso de las tecnologías, Montiel no le envíe un sms por equivocación a Puig o a Oltra donde despotrique del otro, como le pasó con la destitución de su propia secretaria de Organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>